Oskook, un robot profesional que cocina en 3D

El reto

La impresión 3D está revolucionando sectores enteros en los que da lugar a nuevos modelos de negocio. La disrupción aún no ha llegado al mundo de la gastronomía que se enfrenta a algunas de las claves de la humanidad en este siglo XXI:

  • La seguridad alimentaria,
  • La escasez de materias primas,
  • La creatividad en el sabor,
  • La rentabilidad de los restaurantes innovadores

La solución

La integración en panal de impresoras 3D en hornos profesionales a los que se dota de mejoras tecnológicas que permiten nuevas formas de cocinar con frío, calor, al vacío,… Todo ello busca fomentar:

  1. La personalización de los menús,
  2. La seguridad alimentaria en toda la cadena de valor,
  3. Dejar las tareas repetitivas en manos de las máquinas,
  4. Hacer rentable la innovación gastronómica.

 

Pioneros

%

Seguridad alimentaria

Impresoras en panal base

Innovación para cocineros creativos

Oskook no es una impresora 3D de alimentos. Es un robot que cocina en 3D. Para ello, integramos una impresora 3D en un horno de cocina profesional. Y dotamos al conjunto de otras capacidades para conseguir nuevas formas de cocinar los alimentos.

Oskook no pretende aliñar mejores ensaladas, freir mejores croquetas o cocinar un chuletón en su punto. Oskook es una revolución que permitirá a los cocineros creativos diseñar nuevas recetas y nuevas maneras de cocción.